En vinculación con la Fundación Santander, con este proyecto queremos contribuir al desarrollo integral y educativo de 100 niños y niñas en situación de vulnerabilidad, fortaleciendo su participación e inclusión en el espacio escolar, familiar y social que permita garantizar mayores oportunidades a futuro y con ello favorecer en la erradicación del trabajo infantil en el campo.